• Título original: Jack Ryan: Shadow Recruit
  • Título en Español: Jack Ryan: Operación Sombra
  • Director: Kenneth Branagh
  • Actores: Kenneth Branagh,  Chris Pine, Kevin Costner, Keira Knightley.
  • Fecha de estreno (España): 31 de Enero de 2014

Chris Pine como Jack Ryan lidera esta película y menos mal, porque salí bastante desilusionada del cine. Me esperaba más acción, más drama, ¡más todo! Teniendo en cuenta que Kennet Branagh es el director y los demás actores tienen un gran caché, la película podría haber arrasado, pero no tiene chispa.

Que no os dejen engañar mis palabras, disfruté de la película, sobre todo del inicio, pero llegó un momento que me cansé de esperar ese punto de inflexión en el cual la película te asombra y te deja con la boca abierta. Será que tenía las expectativas demasiado altas…

Un guión predecible, de esos que aciertas casi todo lo que va a suceder. Unas actuaciones brillantes por parte de todos los actores, incluyendo a los secundarios, quienes en mi opinión hicieron un gran trabajo dándole credibilidad a una trama un tanto escueta…

Jack Ryan es un estudiante americano viviendo en Londres, cuando el atentado del 11-S saca el soldado que lleva dentro y decide alistarse al ejército, dejando sin finalizar su carrera. Continuando con su pasión en segundo plano, ser un gran analista y estadístico, escoge como destino Afganistán. Es entonces cuando en un viaje en helicóptero su vida vuelve a cambiar de rumbo… Un misil les alcanza, justo cuando Ryan se había quitado el arnés para ayudar a un compañero a ponerse el suyo… Los efectos especiales, la música y la actuación de Pine en esa escena me pusieron los pelos de punta.

foto-chris-pine-y-keira-knightley-en-jack-ryan-operacion-sombra-2-015

Salvó a sus dos compañeros, y acabó con la espalda rota, ¡literalmente! Tras meses de rehabilitación (los cuales pasan fugazmente en la película…), vemos cómo consigue caminar de nuevo, con la ayuda de Cathy (Keira Knightley), una estudiante de medicina que está haciendo sus prácticas en fisioterapia.

Coquetean un par de veces,  y ella le motiva a que continúe adelante con su recuperación a base de dejarle a dos velas. “Cuando puedas salir corriendo de aquí, nos iremos a cenar y pagaremos a medias.”

¿Siguiente escena? Jack corriendo…. (puntos suspensivos eternos). Es entonces cuando Kevin Costner, Thomas Harper, aparece durante la recuperación de Jack y posteriormente. Dejándonos ver algo nada evidente (ironía), que es un agente secreto y va a reclutar a Jack Ryan. Tras un salto en el tiempo de diez años, Jack ya está trabajando como agente secreto, después de haber finalizado su carrera, y se dedica a encontrar posibles fondos bancarios ilegales que pudiesen ir destinados a posibles ataques terroristas.

¡Sorpresa! Encuentra un fondo sospechoso (puntos suspensivos eternos, otra vez), y cuando la misión se pone en marcha, teniendo que viajar a Moscú, es cuando nos enteramos que tiene una relación con Cathy (¿de verdad? No me lo esperaba…), y ella comienza a sospechar que él tiene una aventura.

o-JACK-RYAN-facebook

Ya en Moscú las cosas se ponen algo turbias cuando Jack tiene que matar a su ‘chófer’… Conocemos al malo de la película, Viktor Cherevin (Kenneth Branagh). Resumiendo:Los rusos se quieren cargar a los americanos a través de la caída del dólar (no soy buena en economía, disculpas adelantas, además por estas alturas me estaba quedando algo somnolienta), llevando a cabo un atentado como tapadera… ¿Dónde? ¿Cuándo?

Un par de escenas de tensión y bastantes miradas entre los personajes, saltamos a una cena entre Jack, Cathy (la cual apareció en Moscú para pillar a Ryan y acaba ayudándolo cuando él le cuenta que trabaja para la CIA…) y Viktor. Montan una escenita para que así Cathy se quede a solas con Viktor mientras Ryan consigue la información clasificada del atentado. Aquí os diré que hay un par de escenas realmente buenas, en las cuales me alegro de que sea Chris Pine quien diese vida a Jack Ryan.

Para no hacer spoilers del final (y vayáis al cine, los miércoles a 3,90€ [publicidad subliminal realmente directa]), os diré que al final Viktor muere, y no me importa decíroslo porque… ¡No es el único malo! Hay otro colega ruso (un giro de trama que no me esperaba) en Nueva York que se pone en marcha para llevar a cabo el atentado. Algo de acción, algunas muertes, más miraditas, y un final feliz.

La escena final sí que voy a mencionarla, ya que el personaje de Costner, Thomas Harper, dice una frase que resumiría muy bien la película. Dice algo así como “¿Podrías quitar esa sonrisa de boy scout de excursión?”. Entonces entran al despacho oval y Jack saluda al presidente.

Chris Pine, actuación estelar. Kevin Costner, menos mal que estaba en la película, dándole humor al asunto (¡el perro!). Keira Knightley, rozando el sobresaliente, y Kenneth Branagh, no estuvo mal (su muerte…).

Debo añadir que algunas de las voces de doblaje escogidas me han parecido horrorosas, aunque eso nada tiene que ver con la película en sí, realmente opino que las voces de doblaje son esenciales para terminar de cogerle el gustillo o no a una película.