El actor Chris Evans ha hablado… Está preparado para tomarse un descanso de la interpretación.

Espera, ¿qué? No te preocupes, no dejará de ser nuestro querido Steve Rogers… ¡Lee la siguiente entrevista para saber más!

El actor de 32 años pronto volverá a llevar a la gran pantalla la última película de la franquicia del Capitán América, El Soldado de Invierno. El personaje también aparecerá en la futura secuela, Los Vengadores: Era de Ultron.

Por mucho que Chris disfrute del papel, él está preparado para volver a dirigir, una vez habiendo terminado de dirigir 1:30 Train. “Creo que cuando acabe con el contrato de Marvel, me tomaré un descanso de la actuación”, le dijo a la revista británica Glamour.

“Con la actuación, eres una pieza dentro de un gran puzle. Es como si ayudases comprando un regalo pero no sabes cuál es dicho regalo, así que vuelves y ves la película. A veces es buena, a veces es trágica. En este proceso [dirigir], estás involucrado en cada decisión”

Chris ha hablado abiertamente sobre su lucha con el personaje de Capitán América. Él no estaba seguro de si debía coger el papel y al inicio lo rechazó varias veces. La estrella finalmente decidió aceptarlo y no ha mirado atrás. “Si no lo hubiese hecho, me estaría pateando a mí mismo. En eso momento, se trataba de una tarea de grandes proporciones, pero en retrospectiva fue la decisión correcta”, él explicó.

“Él [Capitán América] no tiene demonios internos. Él no es Batman, no tiene que lidiar con un confusión interna. La naturaleza de este personaje es que se pone a sí mismo en último lugar y ayuda al bien común. Por lo que él puede deslizarse fácilmente dentro de un mundo de aburrimiento,” ha explicado Chris. 

“La bendición y la maldición de Capitán América es que él no tiene el lujo de una habilidad. No vive en otro mundo o se vuelve verde. Él no tiene campanas y lujos, no tiene que disparar misiles. Él da puñetazos y patadas.”

Traducido por Airun Garky.

Fuente: Tv3