Exodus: Dioses y reyes, la última película de Ridley Scott ha recibido un sablazo en Egipto, siendo prohibida porque alegan que tiene “errores históricos”.

Según informa Deadline, es común que en Egipto ciertas películas en las que representan a profetas o figuras religiosas, y Exodus no ha sido una excepción. A principios de año, Noé (Noah) también fue prohibida después de que Al-Azhar, la mayor autoridad religiosa en el Islam sunita la criticase.

En esta ocasión ha sido el cabeza de la junta de censura, Abdul Sattar Fathi, quien ha puesto entre dicho la veracidad de la película. “Uno de los errores históricos que esta película a hecho es que afirma que los judíos fueron quienes construyeron las pirámides. La película trata a Moisés como un general del ejército, no como un profeta. Además, muestra los antiguos egipcios como unos acosadores que persiguen a Judios pacíficos. Nuestra junta lo ha censurado por respeto a los sentimientos de los egipcios.”

Egipto no es el único país en el cual la película se ha visto afectada, en Marruecos también ha sido censurada, y eso que hay partes del filme que se rodaron allí.