Mañana 1 de Enero se estrena El Jugador (The Gambler), protagonizada por Mark Wahlberg y he tenido el placer de verla gracias a Paramount Pictures.

¿Jugador? ¿No jugador? ¿Qué es exactamente Jim Bennett? El filme comienza con Jim llegando a una mansión que oculta un casino ilegal, donde los que manejan el cotarro están a la caza de pobres desesperados por dar su alma por más dinero para poder seguir jugando. Y eso es lo que al inicio Jim Bennett aparenta ser, un desesperado…

TRÁILER

Un desesperado que cita a Shakespeare y teoriza sobre el ser o no ser cuando da clase en la Universidad, cambiando por completo la primera impresión que te da. Ahora parece un hombre culto, que sabe ver lo que no todos ven: al talento escondido entre la multitud; una joven alumna Amy Phillips (Brie Larson) con dotes para escribir y que ya pudimos ver la noche anterior trabajando como camarera en dicho casino ilegal.

THE GAMBLERAsí es como los caminos de los personajes comienzan a entrelazarse, mostrando el lado más hermoso y cruel a la vez de la vida misma. ¿Qué merece la pena en esta vida? El dinero, el amor, la fama, la familia…

Jim acaba con una gran deuda que pone en peligro su vida, y en un intento de arreglarlo va a pedirle un préstamo a Frank (John Goodman), quien le da una lección moral tras decirle que para recibir el dinero únicamente tenía que decir unas palabras: No soy un hombre. Jim no dice las palabras, por lo que el embrollo se amplía cuando los cobradores amenazan a su madre, Roberta (Jessica Lange), quien cabreada decide ayudar a su hijo y van a sacar dinero del banco. Unas interpretaciones espectaculares en cada una de las escenas entre hijo y madre. Ah, olvidé decir que Jim proviene de una familia con bastante dinero… ¿Qué hace entonces perdiendo su vida de esta manera?

Imágenes promocionales

Jim y Amy comienzan a verse como algo más que alumna y profesor, otro alumno de Jim se ve entre la espada y la pared, y es aquí cuando los valores de la vida hacen frente a Jim. Escritor y profesor, alega no ser un jugador pero se deja la piel en los casinos, demostrando tener cierto talento para ganar dinero y para perderlo después.

THE GAMBLER¿Ser o no ser? ¿Tener todo o no tener nada? Pero, ¿qué pasa cuando elegir entre ambas opciones decide tu destino? ¿Qué decisión tomará Jim? Sin más información (¡no quisiera spoilearte el final!), te dejo con la incógnita de si Jim sucumbe a las tentaciones o no…

Al respecto del título de la reseña, cuando veas la película comprenderás el significado de: ¡Que te jodan!, ahora tienes más curiosidad, ¿verdad?

Con un final que termina de subir el listón del filme, El Jugador de primeras puede parecer una película más de entre tantas pero que con el paso de los minutos te va enganchando y sorprendiendo, incluso provoca que te preguntes a ti mismo las preguntas que Jim se va planteando durante la película.

Tal vez sea la mezcla perfecta que tiene de actores con química que hacen unas interpretaciones aceptables, una historia con giros de trama que no te esperas y la peculiaridad de cada uno de los personajes lo que la convierte en una película indispensable para ver en el cine, ¡no te la puedes perder!