Chris Evans y Chris Pratt apostaron una visita caritativa en la ciudad del otro si perdía su equipo en la Super Bowl, y al final aunque ganaron los Patriots ambos actores han decidido visitar ambas ciudades.

La apuesta hecha por Chris Pratt (Star-Lord en Guardianes de la Galaxia) y Chris Evans (Capitán América) de visitar un hospital de la ciudad del otro vestido con su traje correspondiente de superhéroe de Marvel ha conseguido recaudar casi 27.000$ en donaciones para las organizaciones benéficas implicadas, según ha publicado The Hollywood Reporter. La recaudación ha ido a parar a dos organizaciones, Seattle Children’s Hospital con cerca de 15.000$ y casi 12.000$ para Christopher’s Haven, cuyos directores han publicado palabras de agradecimiento a los dos actores.

Estamos muy agradecidos de que los superhéroes de la vida real Chris Pratt y Chris Evans hayan aprovechado su rivalidad deportiva para apoyar a los niños de sus comunidades’, fue lo que respondió Lisa Brandenburgo (presidenta del Seattle Children’s Hospital). ‘Estamos encantados de que los pacientes y sus familias, tanto en el Hospital como en el Refugio se hayan beneficiado de estas generosas donaciones.’

Por su parte Joyce Duvall, diractor ejecutivo de Christopher’s Haven dijo: ‘La generosidad de Chris Evans y Chris Pratt es abrumadora. Doblaron una apuesta simple, en algo muy importante para ambos. La diversión y la buena voluntad que han generado se quedará con los niños durante un largo periodo.’

Esta aventura comenzó en Enero cuando Evans que es seguidor de los New England Patriots (Boston), tuiteó a Pratt, fan de los Seattle Seahaws: ‘Bueno, bueno, bueno @prattprattpratt, parece que nuestros equipos van a la batalla. Durante las próximas semanas no seremos amigos, ahora somos enemigos.’ Ante tales palabras, Star-Lord no se quedó callado y le respondió a Evans con el siguiente tuit: ‘Los dos sabemos que sólo hay un Capitán América y su nombre es Russell Wilson. #SuperBowlBound #LOB #Repeat’, refiriéndose al Quarterback de los Seahawks.

Ahí fue cuando los actores empezaron a ensarzarse a través de una serie de tuits hasta que ambos llegaron a la apuesta en la que acordaron que aquel que perdiese tendría que visitar la organización benéfica que el contrario escogiera, con el traje de su superhéroe de Marvel. Finalmente, fue Seattle Seahawks quién perdió y Pratt hizo honor a su palabra y visitó el refugio Christopher’s Haven como Star-Lord, pero para no dejar al Hospital infantil sin visitar, Evans decidió ir a también.

Ni que decir tiene, que a raíz de ahí las donaciones en ambas organizaciones se han visto incrementadas cuando fueron tuiteadas por los actores. Ahora queda esperar que estas donaciones no decaigan, sino que aumenten y que muchos niños puedan verse beneficadas de ellas. Este es un muy buen ejemplo de cómo personas de carne y hueso no necesitan tener poderes ni fuerza sobrehumana para convertirse en verdaderos héroes.