El pasado 13 de febrero se estrenó en España 50 sombras de Grey y a continuación puedes leer mireseña. Contiene SPOILERS.

Haz clic para ampliar las imágenes (nueva ventana).

Es difícil haceimgboxr una crítica de una película cuando está basada en un libro, pero más aún cuando ha resultado ser tan diferente esta adaptación. La película empieza con la protagonista Anastasia Steele (Dakota Johnson) en el piso en el que vive junto a su amiga Kate Kavanagh (Katherine Agnes) quien le pasa su entrevista para Christian Grey (Jamie Dornan) porque está enferma. Aquí me quiero detener un poco, ya que las actrices que han escogido para interpretar a Ana y Kate físicamente se asemejan bastante al libro, pero el señor Grey no tanto. Las primeras escenas de Dakota, con la entrevista incluida, son bastante buenas, se ve que Ana es una chica tímida y aunque dice lo que piensa es reservada en sus comentarios y preguntas hacia el señor Grey, que ya se ve la atracción que causa en ella y también se ve, en las escenas siguientes, su atracción hacia él y ya cuando habla con Kate deja ver que está totalmente coladita por él.

imgboxEn pocos minutos, vemos una de las escenas más conocidas del libro, en la que nos describen a un Christian Grey con vaqueros rotos, en los que no duda en detenerse Ana a contemplarlos, pero aquí básicamente, sólo se ve a Christian de cintura para arriba y si se ven los pantalones apenas son unos segundos que no dejan ver prácticamente nada. Un punto a favor de la película son las escenas de vuelo, tanto en el helicóptero como en la avioneta pilotadas ambas por Christian. Bien es cierto, que en la película se ha mostrado a un señor Grey mucho memos frío que el del libro, no por la interpretación de Dornan sino por las características y conversaciones que ha tenido con Ana. Aunque he de decir que la escena del beso en el ascensor ha sido bastante más romántica de lo que yo me había imaginado y una de las que no se me van a olvidar de esta cinta.

Las escenas sexuales han sido correctas, aunque un poco cortas y me parece imperdonable que no haya aparecido la palabra ‘vainilla’ en toda la película ya que cuando salió el libro fue una de las palabras que más se escuchaban o leían por Internet, pues no dejó de ser curioso en ningún momento. Y un aspecto importante que no han remarcado mucho, es la cita con la doctora que tenía Ana, pues más adelante, se verá que es crucial que acuda a esas sesiones. Lo que menos me ha gustado, es que Ana ha resultado ser mucho más delgada de lo que esperaba, con esto me refiero a que sabía que la protagonista era de por sí delgada, pero no tanto como ha aparecido en la película.

imgboxLo cierto es que se ha dejado ver, que la película ha ido bastante rápida en la sucesión de los hechos y, personalmente, me ha resultado difícil ubicarme a lo largo del film porque una escena saltaba a otra y sólo había conexión entre ellas cuando se trataba de llegar al punto erótico o para que los protagonistas estuviesen a solas. Creo que parte de culpa se lo lleva por la escasez de diálogo que hay entre los distintos personajes, por ejemplo, la cena en la casa de los Grey ha sido cortísima y, aunque no se espera que transcurra todo de forma natural, sí se ha percibido que la secuencia era incoherente con apenas cuatro frases que han dicho y la cena ha terminado.

Eso sí, una de las escenas que más me han gustado de la película, ha sido la negociación del contrato. El ambiente íntimo, que se ha complementado estupendamente con una fotografía impecable, el hecho de que todo estuviese impoluto y el juego erótico-verbal al final de dicha escena, ha sido lo mejor de la película. Y la actitud desafiante de Anastasia que no cedía en ningún momento, ha sido absolutamente perfecto.

En cuanto a los personajes secundarios, me ha faltado más de profundidad en la relación entre Ana y su padre, que apenas ha aparecido un minuto, cuando es uno de los personajes más cercanos a ella, al igual que sucede con José, pues desde que intenta besarla en el bar, no hay ningún contacto con él. Ni disculpas, ni aparece en la graduación y dado que es un amigo bastante importante para ella, se nota muchísimo su ausencia.

Para mí, el punto más positivo de la película, ha sido la banda sonora que es fantástica, aunque la canción que más me ha gustado, ha sido la adaptación de ‘Crazy in Love’ de la cantante Beyoncé la segunda vez que Ana y Christian visitan el cuarto rojo. Lo que me ha resultado escaso, ha sido que Christian ha tocado muy poco el piano cuando Ana se queda a dormir en su apartamento, pues apenas han sido segundos en las ocasiones que ha salido. Otro punto positivo, ha sido la fotografía de la película, pues no han dejado de descuidarla en ningún momento, ya sea en la cama o a gran altura, las imágenes eran impecables y el contraste dependiendo de la hora o zona en la que estuvieran ha sido excelente.
imgbox

En general, es una película que seguramente le parecerá insulsa a aquellas personas que vayan al cine sin haber leído el libro y los que lo hayan hecho encontrarán deficiencias que resultan claves en el desarrollo de la historia de esta peculiar pareja. Y el final deja bastante claro que habrá una segunda película aunque aún no hay fecha confirmada de estreno. ¿Habrá entrado E.L. James más de lo esperado en la dirección de la película? ¿Volverá a ser Sam Taylor-Wood la directora de la próxima película de la trilogía?

A continuación tienes una amplia variedad de fotografías que pertenecen tanto al rodaje y detrás de las cámaras como a escenas incluidas en la cinta:

imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox