Kingsman: Servicio Secreto se estrenó el viernes 27 de febrero en España y a continuación puedes leer mi reseña.

Contiene Spoilers.

Por fin he podido ir a verla y comprobar por mí misma que no son para menos las críticas y puntuaciones tan buenas que está recibiendo la película. Ya en los créditos iniciales vemos cómo han querido hacer una película perfecta de principio a fin, pues es impactante cómo lo han desarrollado haciendo parecer que son piedras que caen del edificio para formar en apenas unos segundos diversos nombres.

La primera escena es impactante mostrándonos una misión de los Kingsman, una vida nada fácil y cómo el mínimo error puede ser fatal. Lo que más me ha gustado de esta primera parte son los apodos que utilizan los agentes, estando asociados a los nombres de los caballeros que constituyen la Mesa Redonda del Rey Arturo.

imgboxEstos apodos, si lo pensamos bien, son perfectos ya que según avanzan en el entrenamiento de los aspirantes al puesto de Lancelot, nos damos cuenta que son pruebas bastante difíciles y que no todos están preparados para dicho puesto ya que no solo valoran la inteligencia y la fuerza sino el trabajo en equipo, que en situaciones de estrés el apoyo de los demás puede suponer la diferencia entre vivir y morir, como así nos muestran en la primera prueba. Lo cierto es que este entrenamiento, aunque tiene muchos puntos cómicos, también está cargado de tensión especialmente cuando tienen que tirarse de un avión a gran altura y Merlin les comenta que sólo 5 de los 6 llevan paracaídas, escena en la que me quedé sin respiración y con el corazón latiendo muy fuerte cuando van acercándose al suelo y ni Roxy ni Eggsy abren el paracaídas.

La prueba del tren es también bastante intensa, pues creer que el tren va a pasar por encima de los aspirantes sin saber cuál respuesta es la verdadera, nos hace apartar la mirada ante la posibilidad de ver algo desagradable. En la última de ellas, en la que tienen que disparar al cachorro que escogen desde el principio, es la menos predecible de todas terminando con un resultado que jamás hubiese pensado que iba a ocurrir con lo que han mostrado en el tráiler.imgbox

Pero no toda la película gira en torno al nuevo aspirante para sustituir a Lancelot, ya que paralelamente se desarrolla el plan maligno de toda película de espías, pues Valentine quiere limpiar el planeta de la superpoblación humana de una forma nada ética para evitar que la Tierra sea destruida por la contaminación.

imgboxLo cierto es que resulta terrorífico pensar cómo a través de la tecnología nuestras mentes pueden ser controladas obligándonos a hacer algo que jamás haríamos. Sobre todo, se ve en la escena en la que Galahad está en la iglesia de Kentucky y todos son puestos a prueba, quedando éste como único superviviente. Lo cierto es que esta escena es la más truculenta de todas ya que la forma en la que tienen de acabar unos con otros puede llegar a resultar bastante desagradable y no será conveniente que la vean aquellas personas sensibles a la sangre, aunque es de admirar que no se han dejado llevar y tampoco se puede calificar la escena de excesivamente sangrienta, aunque el final de la escena para los mayores seguidores de Colin Firth será un duro golpe.

El final de la película, es de los mejores que he visto en mucho tiempo en el cine. Lo cierto es que no me ha parecido un final forzado y todo ha transcurrido de forma bastante coherente, aunque la película es de por sí algo descabellada. De lo que no sé bien qué pensar acerca de este final es la forma en la que han acabado con todos aquellos que llevaban chips anti-violencia implantados, porque aunque es fiel al espíritu excéntrico de Valentine resulta excesivamente grotesco. Lo cierto, es que cuando lo vi no sabía si pensar que era una obra maestra o una auténtica locura.
imgbox

En cuanto a las interpretaciones, todos han hecho un buen trabajo aunque me esperaba algo más de Michael Caine. El que verdaderamente me ha sorprendido es Taron Egerton, ya que Eggsy es personaje mucho más complejo de lo que parece en un principio y sus caras a lo largo de Kingsman son bastante naturales sin dar cabida a la sobreactuación. Colin Firth, como siempre, ha realizado un trabajo impecable mostrando al caballero cuya percha es absolutamente perfecta, siendo bastante singulares sus rígidos gestos sin mostrar sus puntos débiles. Y por fin llegamos a Samuel L. Jackson, la película la he visto doblada a español, pero estoy convencida que ese acento poco típico es el que han sabido transmitir a la perfección en el doblaje, pero reconozco que resultaba agobiante cuando la frase contenía muchas ‘eses’.

Visualmente, la película tiene una calidad muy buena y ha jugado con los reflejos en las superficies brillantes bastante bien, además que la técnica de Slow Motion que han seguido para mejorar algunas de las escenas ha sido decisivo para incrementar la calidad de la película, pues no llega a ser abusivo.

En general, es una película de espionaje que hará las delicias de aquellos que se han leído el cómic y les gustará a todos los que piensen que el fin del mundo llegará a manos de la tecnología.

A continuación te dejo más imágenes de Kingsman, puedes ver más en la galería oficial (aquí).
imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox