Inauguramos sección con la reseña del musical Moulin Rouge! (2001) y a continuación puedes leerla y disfrutar de algunas fotos.

Contiene Spoilers.

imgboxMoulin Rouge!, estrenada en el año 2001, está basada en la ópera de Giuseppe Verdi y en el libro La dama de las camelias de Alejandro Dumas (hijo) y dirigida por Baz Luhrmann. El filme nos descubre el mundo del cabaret parisino y las limitaciones personales a las que se enfrentan las “cabareteras” para vivir su propia vida, así como la revolución bohemia poniendo de manifiesto la importancia del amor, del romanticismo y de la libertad.

Las interpretaciones son magistrales, todos en cada uno de sus papeles tienen una personalidad única y su protagonismo, sin quedar eclipsados por los personajes principales de Ewan McGregor (Christian) y Nicole Kidman (Satine).

No debemos olvidar que es una película-musical, eso sí muy diferente a otros musicales que se han estrenado en los cines de todo el mundo, ya que el amor, la temática escogida, lo han explotado al máximo con una recopilación de canciones espléndida. La principal es Your song, repitiendo algunos de sus versos a lo largo de la película, al igual que ocurre con Come what may, siendo ésta última la única canción creada exclusivamente para la película y que sin duda, es una de las más románticas que se han creado para la industria cinematográfica.
imgboxEn la escena del elefante, hacen una amplia recopilación de canciones románticas siendo bastantes de ellas identificables con grandes clásicos como All you need is love de Paul McCartney y John Lennon y I will always love you, entre otras.

Otra canción memorable de esta magnífica banda sonora es El Tango de Roxanne, escena que ha sido coreografiada de manera impecable jugando con los cambios de ritmo y con un final bastante impactante. Tampoco nos debemos olvidar de la versión que han realizado de la famosa canción de Queen, Show must go on.

Aunque es una película con una duración de casi dos horas se hace bastante corta y deja con ganas de más pues desde la primera escena. El guión es uno de los más coherentes de todos los musicales que he visto con un principio creíble, todo ocurre por una confusión lógica, no se desvían de la temática amorosa y no introducen elementos ni personajes innecesarios. Lo más importante de todo es que consiguen transmitir el profundo amor que se tienen los dos protagonistas a pesar de las adversas circunstancias, mostrándonos el duelo de Satine al tener que escoger entre el amor verdadero que le ofrece Christian y la riqueza que de El Duque (Richard Roxburgh). Eso sí, no esperéis encontrar un final feliz aunque, para qué lo vamos a negar, es el perfecto para esta magnífica historia.

imgboxSin duda alguna, la escena más descabellada es la rodada en El Elefante cuando intentan convencer a El Duque para que les pague la remodelación del Moulin Rouge y así convertirlo en todo un teatro siendo el colorido de la habitación uno de los puntos fuertes para la decisión de éste. Y qué decir de la forma en la que han acortado la trama mostrando cortas escenas de amor entre Christian y Satine cuya complicidad frente a El Duque era más que evidente. Para mí, es un buen ejemplo del dicho popular ‘El amor nos ciega‘, pues sólo cuando Nini (Caroline O’Connor) interviene y le abre los ojos es cuando reacciona y hace lo imposible para separar a la pareja. Y Harold Zimmer (Jim Broadbent) aunque parece un depravado que sólo se mueve por el dinero, la escena en la que habla con Satine acerca del posible asesinato de Christian por parte del Duque si no deja de ver al escritor me ha resultado bastante conmovedora y la interpretación del actor en cada una de sus escenas es de sobresaliente pues incluso llega a dar bastante miedo.

El único punto negativo que le veo a la película es el final en el que la obra de Christian se estrena, pero no aparece nada de la obra, apenas el decorado y todo el elenco que participa en ella, aunque la forma en la que se resuelve todo dándole preferencia al amor por encima de lo material es absolutamente preciosa.

imgboxNo quiero dejar pasar la oportunidad para hacer mención del vestuario que es muy surtido, sobre todo en el caso de Satine, que la podemos ver vestida de muchas formas distintas, desde lo más provocativo hasta lo más recatado con un precioso traje de falda gris y chaqueta de mismo color. Incluso el magnífico vestido rojo que se ha convertido en uno de los más famosos de la historia del cine.

Y para terminar, quiero hablaros de los escenarios. Lujo por un lado y pobreza y dejadez por otro. En la zona del Moulin Rouge se puede ver de todo y han sabido combinarlo de tal forma que en cada momento conseguían que las emociones de los personajes fuesen incluso más palpables.

Consiguiendo una fusión entre vestuario y escenarios absolutamente preciosa. Como detalle comentaros que el collar de diamantes que El Duque le entrega a Satine (diseñado por Stefano Canturi) el más caro que ha aparecido en el cine pues está formado sobre una base de oro blanco de 18 kilates y cuenta con 1.308 diamantes y un zafiro auténtico.
imgbox
El guión fue escrito entre Baz Lurhmann y Craig Pearce y las productoras que se encargaron de esta magnífica película fueron 20th Century Fox y A Bazmark Films. La dirección de fotografía recayó en manos de Donald McAlpine. Su presupuesto rondó los 52,500,000 dólares aunque su recaudación en EEUU no fue tan brillante como esperaban alcanzando un máximo de 57,386,607 dólares triplicándose esta cifra hasta los 179,213,434 dólares con la recaudación mundial.

No quiero despedirme sin recomendaros que veáis esta magnífica película. La primera vez que se ve es imposible captar todos los detalles, pero no desesperéis pues es una película de temática profunda con muy buenas actuaciones y una banda sonora inigualable y recordad:

‘ The greatest thing you’ll ever learn is just to love and be loved in return.

Lo más importante que aprenderás en la vida es amar y ser correspondido.’

imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox

Imágenes de 20th Century Fox.