Ocean’s Eleven es una película dirigida por Steven Soderbergh y de la productora Warner Bros. que se estrenó en el año 2001.

Es el remake de un film del mismo nombre del año 1960 que trata de un grupo de ladrones que tienen como objetivo robar tres casinos de las Las Vegas ( Bellagio, Mirage y MGM Grand).

El líder del grupo es Danny Ocean (George Clooney), un hombre recién salido de la cárcel que decide violar la condicional para visitar a su amigo Rusty Ryan (Brad Pitt) y proponerle unirse al plan. Así, los dos reclutan a un grupo variopinto de personas con distintas habilidades para que los ayuden con su propósito. Lo que no sabe ninguno de ellos es que la ex-mujer de Danny, Tess (Julia Roberts), es la actual novia de Benedict (Andy García), el propietario de los casinos que quieren robar. Además, el plan cuenta con una segunda parte en el que Danny recupera a su mujer.

La película cuenta con un reparto muy bien elegido de actores famosos y no tan famosos que interpretan a la perfección sus papeles. Es difícil no imaginarse a George Clooney robando casinos, a Brad Pitt organizando timbas de póquer con los famosos o a Andy García como propietario de un casino. Además saben compensar que haya tantos personajes dándoles a todos su importancia dentro de la historia. Puede que no sepamos como se llaman todos, pero si que nos acordaremos de ellos.
imgbox
Esto se ve sobretodo en el grupo de ladrones. Son once y aunque el protagonismo lo tienen Danny y Rusty, los demás tiene unas características y personalidad tan marcadas que es fácil acordarte ellos y no despistarte pensando en quién era el que hacia qué. Gracias a esto, la película puede avanzar sin tener que dar muchas explicaciones de los personajes.

El trío Brad Pitt (Rusty), George Clooney (Danny) y Matt Damon (Linus Cadwell) es de lo mejor de la película. Tienen mucha conexión, sobretodo los dos primeros, y nos dan momentos y conversaciones muy buenas. Lo mismo ocurre con Julia Roberts y Andy García. Los dos consiguen que nos creamos que son pareja y es interesante verlos actuar juntos por la química que nos trasmiten.imgbox

En cuanto al guión escrito por Ted Griffin, está bien desarrollado y no es pretencioso ya que cumple la función para la que se ha escrito: divertir y entretener. Aunque es evidente que al final conseguirán lo que quieren, no aburre gracias a los giros argumentales. No es una trama totalmente lineal sino que va teniendo pequeñas complicaciones que nos mantienen en vilo. Como por ejemplo, cuando a Yen (Shaobo Qin), el acróbata, se le queda la mano en la puerta que está a punto de explotar y cuando tienen que ir a robar una máquina a una empresa y casi pillan a Matt Damon.

Para que no sintamos siempre la tensión de que salga bien el plan, los guionistas añaden de manera inteligente ciertos momentos graciosos para aliviar eso. Incluso hay algunos personajes que están en la película para cumplir esa función. Como por ejemplo, los hermanos mormones que siempre están peleándose (James Caan y Casey Affleck) o Rusty que curiosamente siempre está comiendo (Brad Pitt escondía comida en el plató sin que nadie se diese cuenta y así comer cuando quisiera).

La historia está bien estructurada haciendo que sea comprensible y no haya ninguna escena que quede descolgada de las demás. Eso hace que el ritmo no sea forzado porque todas las escenas tienen su propósito y todas consiguen el objetivo de llevarnos al final que ellos quieren.
imgbox
El único contra que le veo al guión es que me parece que no desarrollan demasiado el aspecto de cómo consigue Danny que su mujer vuelva con él. Lo tratan de forma demasiado ligera como para que sea del todo creíble. Vale que su marido es el mismísimo George Clooney, pero me parece que el personaje de Julia Roberts necesita pocas razones para volver con alguien que al principio de la película no quería ni ver.

Uno de los grandes aciertos de la película es la música que escuchamos de fondo. Se trata solo de sonidos instrumentales sin voz y al contrario de lo que pasa con otras películas, no es molesta porque ayuda a la escena. Va en concordancia con lo que ocurre cuando está sonando y hace que nos sea más fácil meternos en la película.

imgboxOcean’s Eleven obtuvo muy buenas críticas tanto por parte de los medios de comunicación, como de los espectadores. La recaudación de más de 450 millones de dólares sobrepasó con creces a los 85 millones del presupuesto de la película, lo que dio la oportunidad de hacer dos secuelas que tuvieron el mismo éxito que la primera. También fue nominada a numerosos premios como al Cesar, el Oscar francés como mejor película extranjera.

Si quieres ver una película que te divierta y te haga reír, Ocean’s Eleven es una de las mejores opciones que puedas buscar ya que George Clooney, Brad Pitt, Matt Damon y los demás personajes harán que se te pasen las casi dos horas que dura sin que te des cuenta.

A continuación te dejo algunas imágenes más, haz clic para ampliarlas (nueva ventana):

imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox

Imágenes de Warner Bros.