Entrevista Con El Vampiro es una película de 1994, está dirigida por Neil Jordan y protagonizada por Tom Cruise y Brad Pitt.

SPOILERS

Está basada en la novela homónima escrita por Anne Rice y publicada en el año 1976. Habría que destacar la importancia de esta película la cual junto a Drácula de Francis Ford Coppola, impulsó al género de cine de vampiros.

Cuando la película empieza nos encontramos en los años 90, situados en San Francisco (California) y en una fría habitación de motel en la que Daniel Malloy (Christian Slater), un periodista, se dispone a entrevistar a un tipo extraño que se llama Louis de Pointe du Lac (Brad Pitt) y que dice ser un vampiro. Daniel se muestra escéptico al principio de la entrevista, pero enseguida queda absorto en las historias que Louis le cuenta.

Louis era un temerario suicida al que no le importaba perder la vida a la salida de cualquier antro, hasta que un día apareció Lestat de Lioncourt (Tom Cruise) y le mostró lo que era la verdadera muerte. Aún así, y mostrando misericordia, pues Lestat sentía un extraño amor hacia Louis, le dio la opción de convertirle en lo que él mismo era, un vampiro, un ser inmortal con una vida majestuosa. Louis no pudo negarse a la oferta y aceptó sin saber muy bien lo que se le venía encima.

Pronto y de la mano de su nuevo mentor, descubrió el que era el principal lastre de ser un vampiro: alimentarse de sangre, a poder ser humana. Para Louis era difícil arrebatar la vida de inocentes, algo que a su compañero le parecía cotidiano, normal y gratificante. Esto despertó resentimiento entre ambos, reproches y peleas. En un ataque de ira Louis prendió fuego a su propia casa. Después de presenciar una matanza por parte de Lestat, Louis decide dejar de lado la vida de vampiro (de la única manera que puede) y alimentarse de ratas y animales vagando por las calles de Nueva Orleans.

Cuando Lestat vio que si las cosas seguían así, que Louis lo abandonaría en cualquier momento, decidió tomar medidas desesperadas convirtiendo a Claudia (Kirsten Dunst), niña de la que Louis se encariñó enormemente, en vampiresa. Durante años fueron muy felices, hasta que la niña descubrió (al igual que lo hizo Louis en su día) que ser vampiresa tenía consecuencias.

Louis y Claudia, movidos por el odio, le prepararon una emboscada a Lestat, creyendo que podrían acabar con su vida. Cuando Lestat vuelve para vengarse, Louis le prende fuego y tanto él como Claudia escapan a Europa, dónde conocen a Armand (Antonio Banderas), un vampiro muy arcaico, y su grupo de compañeros, todos ellos trabajan en The Theatre des Vampiros, un lugar donde “Fingen ser humanos que fingen ser vampiros”. Enseguida, Claudia se da cuenta de que Armand desea con fuerza estar con Louis y al sentirse amenazada le pide a Armand que le proporcione una nueva compañera. Él accede y convierten a Madeleine en vampiresa. Poco después los vampiros del teatro quienes están enterados de la traición por ambos a Lestat, deciden capturarlos. Encierran a Louis en un ataúd de hierro y exponen a Claudia y Madeleine al sol. Armand libera a Louis, pues siente muchísimo amor por él, pero éste rechaza su oferta de convertirse en su nuevo compañero. Entonces escapa y sobrevive solo hasta la actualidad.

Al final de la película vemos a Daniel escapando en su coche mientras escucha las cintas que ha grabado, pero entonces se encuentra con que Lestat está en el coche con él y se muestra muy descontento con las palabras de Louis. Se alimenta de Daniel y escapa, dispuesto a labrar su nuevo plan.

Entrevista Con El Vampiro me parece una de las mejores adaptaciones que se han llevado al cine, puede que su calidad en parte se deba a que Anne Rice se encargó del guión, aunque esto no siempre sea así.

La película se cuidó al detalle, las interpretaciones son maravillosas y todo está envuelto en el halo del vampirismo clásico que tanto gusta al espectador. Vampiros de colmillos, rostros pálidos, gustos refinados y labia exquisita. La fotografía, los decorados y los estilismos están muy bien trabajados para transportarnos inmediatamente al siglo XVIII.

Las interpretaciones de Tom Cruise y Brad Pitt son excelentes, plasman a la perfección la relación de amor/odio, ese deseo y necesidad que sienten el uno hacia el otro. Kirsten Dunst lo borda a la hora de interpretar a una cría repelente, a una vieja en el cuerpo de una niña, y a momentos es insoportable, que es cómo debía parecernos. Nos encontramos con un Antonio Banderas sorprendente a la hora de llevar al vampiro Armand a la gran pantalla, nos provoca escalofríos y lo hace realmente bien, sin necesidad de ahondar más en su personaje, pues solo nos deleitan con él unos minutos.

Me quedaría destacar el fracaso de su secuela, La reina de los Condenados (2002), en la que ya se pierde toda elegancia, y en la que se da el que me parece un error fatal, se decide cambiar a Cruise, para darle el peso interpretativo de Lestat (mucho más protagonista que en su predecesora) a un joven Stuart Townsend que no es capaz de ni siquiera igualar la actuación de Cruise.

En definitiva, Entrevista Con El Vampiro, me resulta una bofetada al cine de vampiros “actual”. Es un claro ejemplo de que los vampiros pueden ser bellos sin dejar de resultar escalofriantes y siniestros. Es una película de terror, de vampiros, de los de verdad, y opino que por eso, a pesar de los años, sigue siendo un referente de este tipo de cine.

A continuación puedes ver más imágenes, haz clic para ampliarlas (nueva ventana):

imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox

 

Imágenes de IMDB.