Terminator: Génesis se estrena en España el próximo día 10 de Julio, y a continuación puedes leer mi reseña.

La película está dirigida por Alan Taylor, escrita por Laeta Kalogridis y Patrick Lussier, siendo James CameronGale Anne Hurd los encargados de escribir a los personajes. Todos ellos junto con los actores principales, Arnold Schwarzenegger (Terminator), Emilia Clarke (Sarah Connor), Jason Clarke (John Connor) y Jai Courtney (Kyle Reese), realizan un trabajo excelente, dando cierto realismo a algunas situaciones, sin olvidarnos que se trata de una película de ciencia-ficción.

SPOILERS

En las primeras secuencias ya detectas que los efectos especiales van a ser estupendos, me quedo con las ganas de poder verla en 3D (seguro que iré a verla cuando se estrene), sobre todo las escenas del fin del mundo pueden resultar impactantes y gracias a Paramount he podido disfrutar de la película en 2D.

De inicio esperas un poco más de lo mismo, pues no hay que olvidar que es la quinta película de la saga Terminator, donde el actor principal es Arnold Schwarzenegger (Terminator) y por supuesto como en todas las demás la base principal de la película es la guerra de humanos contra las maquinas y los viajes en el tiempo de las 3 primeras entregas.

Como ya sabréis, las películas juegan mucho con los viajes en el tiempo, algo que ha sido criticado pues dejaban cabos sueltos y aunque de primeras, esta reseña te pueda resultar confusa, cuando veas la película verás la forma inteligente en la que deciden arreglar todo y encauzar lo que han sido tramas imposibles, siendo Génesis un bucle planeado para solventar todas esa confusiones.

En Génesis, nos situamos en el año 2029, donde la resistencia, liderada por John Connor (Jason Clarke), está a punto de vencer a Skynet, aunque en el último momento Skynet consigue enviar un T-800 al año 1984 para acabar con la vida de Sarah Connor (Emilia Clarke), por lo tanto John Connor envía en su rescate a Kyle Reese (Jai Courtney), su hombre de mayor confianza. Hasta aquí un poco mas de lo mismo pues básicamente el comienzo es el mismo que en The Terminator (1984).

imgbox

Cuando el T-800 llega a los Ángeles en 1984 se encuentra que esta esperándolo Terminator (Arnold Schwarzenegger), que consigue neutralizarle a la primera. Por su lado, Kyle se encuentra con un T-1000, que le tiene preparada una emboscada, mimetizado en un policía, comienza la persecución por unos grandes almacenes y cuando está acorralado, aparece Sarah Connor, convertida en una guerrera preparada para la ocasión y le ayuda a escapar.

Kyle, en el trascurso de su envío a través del tiempo detecta varias situaciones, la primera es presenciar como John es atacado por la espalda por Skynet, y la segunda es una secuencia de imágenes de él viviendo una infancia normal, con 12 años, descubriendo que el programa Génesis es Skynet, terminando su evolución en el año 2017. Como en las anteriores entregas nos han hecho comprender, el fin del mundo es inevitable, solo se puede ir posponiendo y aquí es donde se produce el cambio de dimensión paralela para el desarrollo de esta quinta entrega.

Sarah y Terminator le cuentan como Skynet envió un T-1000 al año 1973 para acabar con la niña de 9 años que en el futuro sería la madre de John Connor y como alguien desconocido, pues los archivos con esa información se borraron, envió al T-800 (Abuelo) a protegerla. Durante este tiempo se han estado preparando para su llegada, ya que aunque Kyle no sabe que es el padre de John, Sarah y Abuelo lo tienen muy presente y saben de la importancia de esta información.

Dentro de sus preparaciones ha estado la de crear una máquina del tiempo con intención de viajar al año 1997 para acabar con Skynet antes de su creación, pero Kyle les convence de cambiar el año a 2017, y acabar con Génesis antes de que se convierta en Skynet.

imgbox

Cuando irrumpen en el año 2017, habiendo entonces viajado por tres décadas distintas de la era Terminator, aparecen las fuerzas policiales, son detenidos y mientras están siendo investigados, aparece John, generando mucha confusión, ya que no consiguen detectar si es de los buenos o de los malos. El Abuelo que ha seguido envejeciendo mientras esperaba su llegada, ya empieza a sufrir algunos achaques, pero consigue rescatarlos y averiguar que John es el ultimo T-3000, una nanomáquina creada a raíz del auténtico John, respetando así todos sus recuerdos. Pudimos ver un avance en la cuarta entrega con el papel de Marcus, pero ahora mejorado.

Mientras ha estado esperando su llegada, el Abuelo ha preparado todo lo necesario para atacar y destruir Génesis-Skynet, por lo tanto comienzan la ofensiva, se cuelan en las instalaciones principales para poner explosivos. Por supuesto no va a ser fácil, enfrentándose de nuevo a John y consiguiendo vencerlo en el ultimo momento a costa del sacrificio del Abuelo que se introduce con él en una nueva máquina del tiempo que estaban fabricando y que al no estar terminada, la única opción es que los desintegre.

Por su parte, Sara y Kyle se encuentran con la falta de tiempo para escapar de las explosiones, pero el Abuelo que en su momento consiguió colarse en los trabajos de construcción del complejo, les informa que ha preparado una zona segura para que puedan protegerse.

imgbox

Consiguen realizar las explosiones, se encuentran encerrados en una habitación de seguridad sin posibilidad de salir, cuando vuelve a aparecer el Abuelo, que en el último segundo fue expulsado de la máquina del tiempo cayendo en la zona de fabricación de los T-1000 y consiguiendo así una regenaración.

Entre todo este caos, Kyle niño aparece en escena, por eso el último paso para el éxito de la misión es visitarle y hacer que memorice el recado consiguiendo que así llegue hasta Kyle adulto en el momento necesario, esperando que con eso, por fin sean libres para poder elegir sus destinos y tener la esperanza de que esta vez Kyle no morirá después de engendrar a John, como ocurre en la primera entrega.

A pesar de la mejorías, el núcleo principal del argumento sigue siendo fiel a la saga compuesta por las cuatro entregas anteriores, los viajes en el tiempo de las tres primeras y la opción de unas dimensiones paralelas de la cuarta entrega, sin olvidarnos de como van ampliando o mejorando el mundo de la robótica.

¿Qué ha cambiado en la historia original? ¿Tantos líos y confusión, para qué? Kyle no muere en 1984, Sarah y el adolescente John con sus batallas en Los Ángeles no suceden en esta nueva dimensión (tal vez sí en otra con el bucle cerrado), y muchos puede que penséis que los guionistas han ido jugando con nosotros, pero bueno, ahí entra lo de “para gustos, colores”. Dejan las puertas abiertas a más historias de Terminator en el futuro, con el pasado ya cerrado, gracias a unas escenas post créditos que no os voy a revelar, así que esto no creo que sea todo amigos, seguro que hay más.

Las interpretaciones de los actores han estado a buen nivel, algo que me ha sorprendido ya que ciertamente iba un tanto escéptica a verla. Como ya he mencionado, los efectos especiales han sido de sobresaliente y la banda sonora ha estado acertada y ha habido más humor del esperado, un plus para un ambiente tan oscuro. Ahora bien, esta es solo un intento de reseña de una película con más confusión que Titanic 2, así que os recomiendo ir al cine y juzgar por vosotros mismos.

A continuación os dejamos las fotos que hemos ido publicando gracias a Paramount durante estos meses de promoción. Haz clic para ampliarlas (nueva ventana).

imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox