Atrapa la Bandera se estrena el 28 de Agosto en España y gracias a Paramount Pictures Spain he podido disfrutarla, a continuación podéis leer mi reseña.

“Como una luz de esperanza para la humanidad”; una frase que se me clavó en la mente y con la que quiero empezar mi reseña sobre Atrapa la Bandera (Capture the flag), película dirigida por Enrique Gato y con una historia que no tiene desperdicio y que realmente merece ser vista.

Antes de introducirnos en la historia es necesario saber que, por mucho tiempo que pase de un acontecimiento histórico, muchos años después puede seguirnos emocionando tanto o más como la primera vez, aun si se repite en la actualidad como si no. En mi caso me esperaba una película de animación normal, como otra cualquiera, y resulta que he salido de la sala emocionada e impresionada por lo bien hecha que está la película.

La historia comienza en el día del cumpleaños del padre de Mike Goldwing. Tras enfrentarse en la playa a un grupo de chicos en el juego de “Atrapa la bandera” con sus amigos Amy (Michelle Jenner) y Marty, Mike y sus padres van a la residencia de mayores a buscar a su abuelo, el cual fue astronauta en la NASA hace ya 50 años. Sin embargo, un año más, el hombre no quiere verlos. Según su madre, el hombre fue apartado en el último momento de la misión de pisar la Luna, ya que era uno de los tripulantes del Apolo XI, pero nunca dijo los motivos de dicha retirada y se distanció de su familia para siempre.

imgbox

Ese mismo día, el multimillonario Richard Carson (Dani Rovira) pone en duda que el hombre hubiese estado antes en la Luna, y se dispone a demostrar su loca teoría viajando él hasta allí y así hacer creer al mundo que él será el primero en pisar dicho satélite, aunque para ello borrará las pruebas de aquellos que pisaron la Luna mucho antes que él. El padre de Mike, quien también trabaja en la NASA, será el elegido junto con otros compañeros para hacer un viaje de regreso e impedir los planes de Carson.

Mike consigue colarse en la residencia donde está su abuelo gracias a sus amigos y también con ayuda de Igor, el lagarto de Marty, y le da un sobre a su abuelo, intentando que con eso el hombre se una al grupo de veteranos que fueron en el Apolo XI y que ahora ayudarán a los nuevos astronautas en su entrenamiento para volver al espacio. El hombre regresará, pero seguirá igual con su hijo, al cual todavía parece seguir culpando de los sucesos de hace ya 50 años.

imgbox

Por otra parte, Carson se entera de que la presidenta enviará a los nuevos astronautas para frenar su plan, pero él hará todo lo posible para sabotear ese viaje. ¿El motivo? Además de engañar a todo el mundo, quiere explotar Helio 3 para convertirlo en una energía renovable para todos los países y de este modo seguir siendo el hombre más poderoso del planeta, eliminando de su camino a todos los que se interpongan en él. Así pues, enviará a un fotógrafo infiltrado a sabotear los entrenamientos y el despegue de la nave, pero por cosas del destino, el padre de Mike se lesionará en el entrenamiento, y el pequeño será el encargado de aventurarse en la misión de volver a la Luna una vez más, plan que parece salir bien pero termina acompañado por su abuelo y Amy, los cuales no sabían que la nave había sido saboteada.

Los tres se ponen en marcha a un viaje mágico en el que el abuelo de Mike redescubrirá la emoción de cumplir un sueño que le fue arrebatado, pero sobre todo, de volver a unir lazos con su familia y con su hijo, algo que consigue gracias al empeño de Mike. Y el chico logrará romper la maldición de que los Goldwing jamás pudieron pisar la Luna y conseguirán hacer historia de nuevo. Pero para cumplir sus sueños primero deberán impedir los malvados planes de Carson y recuperar la bandera que les fue arrebatada de la historia. Y para eso no existirá mejor juego que el de “Atrapa la bandera”.

El personaje de Richard Carson es quizás el personaje más egocéntrico e idiota que podemos ver en una película. Básicamente porque está hecho al típico estilo de hombre multimillonario que quiere tener todo y más. Es un personaje al que se puede odiar con mucha facilidad, pero tampoco se libra de provocarnos alguna que otra carcajada.

Un detalle a destacar en él y que a mi me ha parecido hilarante y curioso es la escena de su aparición en El show de Jay Lemmon (sí, hacen una parodia sobre El show de Jay Leno) y que recuerda a la aparición de Tony Stark en Iron Man 2 cuando dio apertura al Expo-Stark. Una escena épica que ha sido convertida en una escena llena de mucho humor y que se merece más de una carcajada.

imgbox

Mike, Amy y Marty son un claro ejemplo de amigos unidos, de esos que van juntos hasta el final, que colaboran en equipo, que se arriesgan para que el otro pueda cumplir sus planes, algo que en una amistad une muchísimo. Y que Mike y Amy, como no, también se gustan. Eso lo comprobarán cuando arriesguen su vida durante su viaje a la Luna. Amor pre-adolescente, pero amor al fin y al cabo.

La banda sonora se corresponde perfectamente con la sintonía de la película: emotiva, rítmica y divertida. Entre la música de Diego Navarro y los chicos de Auryn con su Te sigo (I’ll reach you) la historia cobra ritmo y quizás se gane unos cuantos aplausos durante los créditos.

imgbox

Volver a un hecho histórico como fue el momento en que el hombre pisó la Luna por primera vez es algo que pone la carne de gallina a cualquiera. Hacer que se repita la historia es emocionante y a la vez mágico. Esta película consigue emocionar, reír e incluso que se nos escape alguna lagrimita. Bueno, eso para quien sea más sensible. Atrapa la bandera nos enseña que nunca es tarde para cumplir un sueño, y que también podemos lograr nuestros objetivos si así nos lo proponemos. Y sobre todo, para volver a unir a una familia, como es el caso de los Goldwing.

Atrapa la bandera es la película ideal para toda la familia, para recordar viejas historias y para emocionarnos un poquito con los sueños que todavía se pueden cumplir.

A continuación puedes ver más imágenes (haz click para ampliarlas):

imgbox imgbox   imgbox imgbox imgbox  imgbox

 

Fotos Cortesía de Paramount Pictures Spain.