Lo que el Viento se Llevó (Gone with the Wind) es la película que marcó un antes y un después en el mundo del cine, estrenada en el 1939.

Está basada en el best-seller del mismo título que fue escrito por la ganadora del premio Pullitzer: Margaret Mitchell y con un guión merecedor de un Oscar de Sidney Howard.

Con el mayor presupuesto de aquella época, algo más de 4 millones de dólares, nos supo conquistar con un gran elenco de actores y bastante controversia, comenzando por un casting de más de 2 años y 1400 candidatas hasta que apareció Vivien Leigh para protagonizar el papel de Scarlett O’Hara.

Todo comienza en una increíble fiesta en los Doce Robles, plantación propiedad de la familia Wilkes, donde Scarlett O’Hara (Vivien Leigh) brilla con su belleza y su fuerza, conquistando a todos a su alrededor. El vestuario que se presenta entre las mujeres de la época nos hizo soñar a todas las adolescentes del momento con convertirnos en una señorita del Sur, incluso a costa de todo lo que se conocía sobre la esclavitud y los abusos que se cometían en aquella época.

imgbox

Scarlett O’Hara es una jovencita caprichosa acostumbrada a conseguir todo lo que se le antoja, enamorada de Ashley Wilkes (Leslie Howard) quien está prometido con su prima Melanie Halmiton (Olivia de Havilland), y ella está dispuesta a todo con tal de romper ese compromiso cuando conoce a Rhett Butler (Clark Gable), quien inmediatamente se enamora de ella y comienza un bucle de amores no correspondidos.

Viviendo en la plantación de Tara, rodeada de esclavos, incluyendo a su nodriza desde que nacio, Mami (Hattie McDaniel), pertenece a la parte de americanos a favor de mantener su modo de vida y así el argumento nos traslada también a los momentos previos y motivos por  los que comenzó la guerra civil de Estados Unidos, viéndolo desde el lado del Sur (aunque suene mal, la realidad es que fueron los grandes perdedores).

Cuando estalla la guerra, todo lo que Scalett O’Hara conoce desaparece, empezando a vivir situaciones desesperadas donde su tenacidad por conseguir las cosas será ahora una gran aliada para poder seguir adelante, ve como el matrimonio entre Melanie y Ashley se celebra, pero ella sigue empeñada en que Ashley es el amor de su vida, y aunque reconoce que Melanie es su mejor amiga y la única que cree en su parte buena, hará todo lo posible por crear discordia entre ellos.

Tras haber sufrido la pérdida de toda su riqueza en el transcurso de la guerra y aprendiendo lo que es pasar hambre y necesidad protagoniza una de las escenas míticas en la película, jurando sobre la tierra de Tara que nunca más volverá a pasar hambre, empezando por romper el compromiso de una de sus hermanas y contrayendo el primero de dos matrimonios por interés.
imgbox

Con este matrimonio consigue ser la propietaria de un pequeño establecimiento de comestibles y sin olvidarse nunca de Rhett Butler, su ángel guardián, al cual la guerra le ha favorecido económicamente y que siempre está pendiente de ayudarla en sus peores momentos, llega a convertirla en el principal centro de abastecimiento en la ciudad.

Con su segundo matrimonio (aclarar que en ambos casos se convierte en viuda), se hace con la propiedad de los aserraderos principales de la zona, donde contrata a su eterno amor Ashley, ayudándole así a salir adelante ya que como todos los grandes terratenientes también perdió todo durante la guerra.

Según va sucediendo todo esto en la vida de Scarlett, la película nos cuenta todo lo que supuso para Estados Unidos esta guerra civil y los cambios que ocurrieron en su modo de vida, sobre todo a la hora de la esclavitud, como algunos esclavos se sublevaron, pero otros permanecieron leales a sus amos, ayudándoles a superar los peores momentos e incluso protegiéndolos.

Con un rodaje de 125 días, nos adentramos en el mundo de los efectos especiales en las escenas en que se produce el incendio en Atlanta, para lo cual se hizo arder los antiguos decorados utilizados para el rodaje de Kin-Kong, creando así el realismo necesario para un momento crucial en la historia de esta guerra.

Acompañada en todo momento de su criada Mami, Scarlett comienza a cambiar, el primer indicativo de este cambio lo encontramos cuando por fin abre los ojos ante el amor real que sienten su prima Melanie y Ashley, aunque este descubrimiento lo hace cuando en su lecho de muerte su prima Melanie la pide que cuide de Ashley y la pide perdón por el daño que la ha podido causar al amar al mismo hombre.
imgbox

Esto nos vuelve a mostrar el egocentrismo de Scarlett, ahora que podría conseguir a Ashley se da cuenta de a quien realmente desea como esposo es a Rhett Butler, comenzando así una nueva etapa en su vida donde todo vuelve a ser de color de rosa. Teniendo de nuevo el mundo a sus pies, retoma sus viejas costumbres de mujer caprichosa que no se conforma con cualquier cosa, incluso el amor por su hija Bonny parece cuestionable en algunos momentos, haciendo que el amor de Rhett se vaya enfriando.

Todo acaba por romperse cuando tras un accidente hípico la hija de ambos fallece, Rhett no puede evitar culpar a Scarlett y decide abandonarla, dando fin a esta historia con una de las frases mas célebres en al historia del cine: “Francamente querida, me importa un bledo”, que estuvo a punto de ser censurada.

Quiero hacer mención que aunque en los créditos como director aparece Victor Fleming, la película llegó a tener 5 directores diferentes. Fue la primera película en conseguir 10 Oscar, incluyendo el primero que se entregaba a una actriz negra, Hattie McDaniel como actriz secundaria por su papel de Mami. En Estados Unidos se estrenó el 15 de Diciembre de 1939, pero en España no se pudo ver hasta el año 1950.

Tal vez me haya ido muy atrás en el tiempo en esta sección de Flashback, pero opino que se trata de una película que siempre merece la pena volver a ver, no os arrepentiréis.

A continuación os dejo más imágenes, haz clic para ampliarlas en una nueva ventana:

imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox imgbox