Michael Fassbender comparte su experiencia sobre protagonizar Macbeth en una entrevista posterior a la presentación de la película para NBR.

De la mano del director Justin Kurzel, llega al cine una nueva adaptación de la afamada obra de William Shakespeare, Macbeth.

El film, que es protagonizado por Michael Fassbender y Marion Cotillard en los roles de Macbeth y su esposa, cuenta ya con siete nominaciones y está siendo recibido por la audiencia con las mejores valoraciones al haber sido estrenada ya en varios países europeos así como en Estados Unidos, siendo su estreno en España este 25 de diciembre.

Al ser Macbeth un personaje caótico y a la vez de algún modo vulnerable por ser víctima de diferentes tormentos, surgen muchas preguntas acerca de cómo Michael Fassbender habría encarado este reto en su exitosa carrera fílmica. A continuación, gracias a una entrevista realizada para la NBR, podemos conocer algunos detalles acerca de su experiencia encarnando a Macbeth.

Cuando un actor interpreta a Macbeth en el escenario (de un teatro), llegan a identificarse directamente con el personaje. ¿Cómofue personificarlo dentro de un film?

Se trata de algo normal, de verdad. Es bastante inusual realizar algo en orden cronológico durante la filmación, simplemente casi nunca sucede realmente. Yo pasé bastante tiempo con el guión antes de presentarme a los ensayos. Siempre he pensado que el proceso de filmación, contrario a lo que sucede con el teatro, es como un trabajo similar al de la carpintería. Construyes una pequeña pieza de la mesa, que va a unirse con otra pieza de la mesa por otro lado. Pero cada pieza es creada de forma individual. Y luego, al final, el editor une todas las piezas. Tener ese tiempo en el cual ensayé con el guión yo solo y a la vez saber en qué punto se encuentra en ese momento, esas cosas son realmente claras o necesitan ser aclaradas, más bien. Es solo el proceso normal del rodaje. Reunirme con soldados por ejemplo, fue de gran ayuda. Agradecí mucho a un señor que vino a vernos y que había sido afectado por un trastorno de estrés postraumático. Esa es la razón por la cual Macbeth realmente pierde la cordura en la escena del banquete, ya que estos hombres son soldados. Tú puedes tener una esposa, y puedes tener una ex esposa, puedes volver a casarte. Pero los hermanos que pelean a tu lado, o las hermanas que pelean contigo en la guerra, son intercambiables. Matar a uno de los camaradas que te acompañan al campo de batalla es como el “no” absoluto. Allí, cruzas una línea que va más allá del perdón y la redención. De modo que todos estos componentes, debía asegurarme de tenerlos en el lugar correcto.

¿Qué aspectos de la historia habrían sido cambiados, o como modificaste tu actuación de modo de despertar el interés de una audiencia más joven que no haya leído Macbeth?

Creo que lidiar con el lenguaje de algún modo, muchas veces con Shakespeare, vivir con ello, se exterioriza mucho. Por supuesto el lenguaje – todo es acerca del lenguaje. Tu lo obedeces para poder comprender la trayectoria y la psiquis del personaje. Queda visualizado hacia ti a través del ritmo del lenguaje. Pero nosotros quisimos mantener esto, cuando era adolescente recuerdo que lo más importante era cumplir los quince años de edad al ver [la obra], y decir “Wow, Shakespeare, nunca lo había visto de este modo. Es realmente accesible para mí.” Así que se empieza por hacer el lenguaje mucho más íntimo, y la película te da una gran ventaja de hacerlo. Obviamente no puedes hacer esto en el teatro con una audiencia de 1,200 personas presentes. Pero puedes hacerlo en una película, y puedes mantener cierta intimidad, y el despliegue del lenguaje puede hacerse de manera íntima. Simplemente traté de hacerlo de modo que no fuese visto como un lenguaje extranjero. Algunas veces, cuando una persona de quince años lee el texto, puede surgir un bloqueo debido a que el lenguaje parece tan extraño y tan alejado de la actualidad. Pero al mantenerlo más simple e íntimo de algún modo, como una corriente de conocimiento acercándose, se espera que ellos puedan comprenderla mejor.

¿Conocías a Marion Cotillard de antes?

La conocí de forma breve en eventos similares a este, pero no, no había conversado con ella. Simplemente le dije que era un fan de su trabajo y que la considero una actriz increíble. Ella consigue hacer mucho al pretender no hacer nada. Tiene esta increíble fortaleza y fragilidad en un solo parpadeo. Es una compañera muy generosa en el trabajo, se puede trabajar muy fácilmente con ella. No me gusta conversar mucho ni con el director ni con los actores antes de hacer la escena. Siempre pienso que es un modo de evadirte de hacerlo. Es algo así como que, estoy un poco asustado, así que mejor hablo en vez de ir y hacer las cosas e intentar llevarlo a cabo. Simplemente Ella recibe el balón y corre con él, como en aquella escena del escorpión. Yo coloco mi mano bajo su vestido; no le dije que haría eso, y sin embargo ella lo tomó y continuó con esto para luego besarme y alejarse. Ella tiene esta especie de repulsión, y luego se compromete nuevamente, es como si pensara “amo a este hombre, puedo sentirlo, está enfermo”. Todo esto es reflejado en su rostro. Es entonces que te das cuenta de que estas en presencia de alguien grandioso. Cuando ella se integró [al equipo] yo estaba muy feliz, sabía que lo clavaría. Y ella trae consigo esta especie de cualidad real. Me encanta la idea de que él es más rudo, una especie de tipo tosco, mientras que ella sea real, tenga sangre real. Es la dicotomía entre ambos. Bastante divertido.

¿Qué tiene Shakespeare que lo hace todavía tan importante para las personas en la actualidad?

Bien, obviamente está el lenguaje para comenzar, pero yo pienso que el centro de ello es la historia de los seres humanos. Jeff Daniels comenta cómo en su personaje en Steve Jobs era como uno de Shakespeare, y la caída de un personaje de Shakespeare, y ahí lo ves. Es algo así como la Biblia. Seguimos haciendo las mismas historias porque las mismas historias existen. Seneca tuvo influencia en Shakespeare, y estas historias clásicas de la tragedia y conflictos humanos. Las cosas clásicas como la ambición -como nos afecta esto como seres humanos, y cuando se apodera se convierte en una enfermedad, y el efecto que ejerce en los personajes. Entonces pienso que básicamente estas historias humanas son algo así como versiones intensificadas de los deseos, necesidades, y conflictos humanos a los que seguimos retornando. Si no se trata de Shakespeare, se toma de él. Alguien se encuentra escribiendo algo que es influenciado por él. West Side Story (Amor sin barreras). Estas historias de algún modo viven porque son clásicas, historias humanas.

Traducción por Alma Enigmática para AirunGarky.com.

Sigue todas las novedades referentes a la carrera del talentoso Michael Fassbender en la fanpage del actor: Michael Fassbender Spain y en nuestra sección de noticias dedicada a él haciendo clic aquí.

Fuente