Deadpool es una película dirigida por Tim Miller y gracias a 20th Century Fox España he podido disfrutar de ella, a continuación os traigo mi reseña.

SPOILERS

Brillante. Simplemente brillante. No tengo otro adjetivo para calificar esta maravillosa obra de Fox. Con las expectativas muy altas no sabíamos qué esperar de esta historia y puedo asegurar que no decepciona para nada.

La película comienza con el mercenario Deadpool (Ryan Reynolds) intentando dar caza a un tipo llamado “Francis”, así que en plena autopista encuentra a sus secuaces y uno por uno empieza a acabar con todos ellos para dar con dicha persona. Entre violentas muertes y espectaculares enfrentamientos el protagonista rompe de pronto la denominada “cuarta pared” y actúa como si estuvieramos en un teatro: habla a los espectadores y cuenta sus visiones, sus ideas… sus pensamientos.imgbox

Entre pelea y pelea empieza a narrar la historia de cómo acabó siendo quien es ahora: aún era conocido como Wade Wilson, un tipo que se ganaba la vida como mercenario (alguien que da palizas a otros por petición del cliente). En el bar de su amigo Weasel (T.J. Miller), donde se juntan todos los mercenarios, conoce a Vanessa Carlysle (Morena Baccarin), una chica que baila en un club nocturno, y con la que poco a poco comenzará a forjar una historia de amor.

Pero no todo es bonito en la vida de Wade: es diagnosticado con un cáncer terminal que afecta a varios de sus órganos vitales. Es entonces cuando se le presenta una oportunidad por medio del agente Smith, quien le propone a Wade curar su cáncer y convertirle en alguien nuevo. Pensando en lo mejor para Vanessa decide abandonarla y someterse a ese experimento, el cual es realizado por el sádico Ajax (Ed Skrein) y su secuaz Angel Dust (Gina Carano), una chica con una fuerza sobrehumana.

image hostAjax, quien en realidad se llama Francis (el Francis ya mencionado al principio) torturará de un sin fin de maneras a Wade para provocarle una mutación, lo cual le creará graves secuelas. Para salvar su vida destruye el laboratorio, pero Ajax huye y Wade solo se propone una cosa: encontrarle y exigirle que le cure de las horribles secuelas sufridas por su tortura. Así pues se construirá su personaje de Deadpool y completará su misión y también seguirá pendiente de Vanessa, a la que no ha dejado de querer ni un solo instante.

Lidiará con dos frentes: por un lado Coloso (Daniel Cudmore) y Negasonic Teenage Warehead (Brianna Hildebrand), dos mutantes pertenecientes a la Escuela para Jóvenes Mutantes de Charles Xavier, irán en busca del mercenario para que haga el bien y no sea un Freddy Krugger sangriento, si no un superhéroe, algo que Wade rechaza porque jamás se ha visto como uno y solo quiere justicia por lo que era suyo. Y por otro lado lidiará con Ajax, el cual secuestra a Vanessa para acceder a él y acabar con su vida.

La historia intercala fragmentos de lo ocurrido en la vida de Wade antes de ser Deadpool con la actualidad, es decir, con la persecución hacia Ajax. El mercenario romperá en algunos momentos la ya mencionada “cuarta pared” y nos hablará, nos irá explicando su historia y también nos contará sus ideas en ese momento, o también nos mencionará sus meteduras de pata. Todo siempre con un punto de humor y palabras malsonantes, sangre y algún que otro momento infantil. Lo que más predomina es el lenguaje soez con el que habla muchas veces.

Ryan Reynolds ha superado las expectativas: todos esperábamos al Ryan que da vida a un malsonante que intenta ser gracioso, al Ryan que ha hecho promoción a mansalva enfundado en su traje y que ha dado humor a todas sus promociones, al que llenó los famosos12 días de Deadpool con dibujos, vídeos y risas, al Ryan que podía dejar muy atrás a Linterna Verde. Y ha ido más allá, se ha superado y nos ha dado una imagen que todos esperábamos, ha dejado el pabellón bien alto con su interpretación y nos ha regalado al mejor Deadpool que hemos podido ver hasta la fecha.imgbox

Las interpretaciones de Brianna Hildebrand y Daniel Cudmore como Negasonic y Coloso también son dignas de aplaudir, al igual que sus momentos de humor. Cudmore da vida a un Coloso recto que piensa en la paz y los héroes, el “romántico” de la historia, por decirlo así. Y Brianna es un espíritu juvenil y luchador como Negasonic junto a momentos de adolescente como el hecho de twittear en plena pelea. Vamos, algo normal en esas circunstancias.

Morena Baccarin plasma a una Vanessa que de damisela blanda tiene poco: independiente, suelta, fuerte, no llorona; sabe lo que quiere, hace lo que quiere y no necesita de un héroe para defenderse, algo que demuestra en un enfrentamiento que mantiene con Ajax.

No faltaron las referencias a Charles Xavier y el universo X-Men, como tampco los cariñosos “insultos” al Lobezno de Hugh Jackman. Stan Lee tuvo también un cameo, como era de esperar. Referencias a cada momento de la historia que no dejarán indiferente a nadie y que a mi me han apasionado, cosa que no ha ocurrido con la escena de la pelea final. Faltaba un poco más de chicha, más acción, más ganas por parte de Ajax y Deadpool.

En resumen, Deadpool es la culminación máxima de una adaptación hecha a partir de los cómics. Perfecta para los amantes de la sangre y el lenguaje soez al igual que para los apasionados del ácido sentido del humor de este mercenario tan peculiar y antihéroe.

Deadpool se estrena este 12 de Febrero en Estados Unidos mientras que en España lo hará el próximo viernes 19. A continuación puedes ver más imágenes de la película.

Haz click para ampliarlas (nueva ventana):

image host image host image host image host image host image host image host image host

Imágenes cortesía de 20th Century Fox España & USA.