Agente Contrainteligente (The Brothers Grimsby) es una película dirigida por Louis Leterrier y he tenido la suerte de verla gracias a Sony Pictures España, así que a continuación puedes leer mi reseña.

ALERTA DE SPOILERS

Narra la historia de Nobby (Sacha Baron Cohen), un paleto sin muchos modales y forofo del fútbol inglés que vive en el sucio barrio de Grimby con sus doce hijos y su novia, Dawn Grobhamy (Rebel Wilson).

De pronto uno de sus vecinos le informa que ha encontrado a Sebastian (Mark Strong), hermano de Nobby y al que llevaba buscando durante 28 años, puesto que ambos hermanos fueron separados en el orfanato al adoptar una familia a Sebastian.

Sin embargo, Sebastian viene con una sorpresa bajo el brazo: es agente secreto del MI6 británico y se encuentra en plena misión para evitar el asesinato de Rhonda George (Penélope Cruz) y a la vez acabar con un peligroso delincuente, Lukashenko (Scott Adkins). Pero su misión se ve torcida cuando Nobby le encuentra en una gala benéfica y debido a eso comete el error de disparar a la persona equivocada, provocando que su organización se le eche encima e intente acabar con él.

imgbox

Tras eso a Sebastian no le quedará más remedio que contar con la ayuda de su hermano y de su compañera Jodie Figgis (Isla Fisher) para desenmascarar al auténtico asesino y evitar que Chilcott (Sam Hazeldineel), el sicario más sanguinario del que dispone el MI6, le mate antes de sacar la verdad a la luz.

Así pues, los hermanos Grimsby participarán en una trama donde los malos no son realmente los malos y los buenos no son realmente los buenos que les acabará situando en Chile, en la final del partido de fútbol más importante de la historia y en la que miles de vidas humanas se encuentran en peligro. Ambos deberán recurrir al ingenio y a la fuerza para evitar una masacre mundial y que Sebastian pruebe su inocencia, a la vez que este vaya recordando de nuevo todos los momentos de su infancia vividos al lado de su hermano.

Nos encontramos con una historia en la que el humor absurdo es el predominante absoluto. Sacha Baron Cohen es la gallina de los huevos de oro, es el espíritu que da marcha a la trama. Un maleducado de clase baja totalmente surrealista que nos regala carcajadas que nos hacen llorar. O que solo nos regale carcajadas.

imgbox

El rol de agente secreto y tipo duro que nos ofrece Mark Strong es impecable, aunque refleje momentos de sentimentalismo en situaciones como los flashbacks de su infancia. Un tipo duro que vivía aventuras junto a su hermano y de quien fue separado. El hombre duro en el fondo es todavía aquel niño que la liaba junto a Nobby por el barrio y que era la única familia que le quedaba.

Penélope Cruz era una aparición inesperada en esta película. La buena que en realidad era mala, enmascarada por eventos y causas benéficas. Sin embargo la actuación de Cruz ha sido muy fría, con poco sentimiento. Su rol de villana es flojo, básico, escaso de emoción. No siente realmente que sea una mujer que quiere destruir el mundo. No llega a la altura del papel.

Como no, no podían faltar los momentos humorísticos en esta película. Un Daniel Radcliffe que contrae el VIH cuando asiste a la gala benéfica, por culpa de una gota de sangre que cae a su boca tras el tiroteo a uno de los niños asistentes al evento. Un Donald Trump que corre también la misma suerte. Una legión de elefantes dispuestos a realizar el acto con una elefante hembra que alberga dentro de su recto a los hermanos Grimsby. Una horda de fans gordos y sudorosos cruzando un estadio de fútbol en pleno partido. Golpes y palizas por doquier. Más de uno de esos momentos hará llorar al espectador de risa, es el toque de humor malo que caracteriza a este género de films.

imgbox

El lenguaje soez también tiene cabida en esta historia. Es inevitable que nos encontremos cada dos segundos una palabrota, una frase poco fina, algo que nos recuerde que no estamos viendo un trabajo protagonizado por elegantes damas tomando té. Disfrutamos de un lenguaje malsonante que tiene como objetivo arrancar risas o escandalizar a más de uno, pero es realmente el protagonista indiscutible del metraje.

En resumen, Agente Contrainteligente es una película humorística, con momentos realmente surrealistas que jamás podrías imaginar y que hará reír al espectador hasta decir basta, además de encantar a los fans y seguidores de las grandes actuaciones de Sacha Baron Coen.

Agente Contrainteligente se estrenó el pasado 5 de Marzo en Estados Unidos mientras que en España hace hoy, viernes 18. A continuación puedes ver más imágenes de la película.

Haz click para ampliarlas (nueva ventana):

image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host

Fotos cortesía de Sony Pictures.