Lucifer es una serie de ficción que se estrenó en Enero de 2016 y se emite cada lunes en el canal de televisión estadounidense FOX, a continuación puedes leer mi reseña sobre su inicio de temporada.

AVISO DE SPOILERS

Lucifer Morningstar (interpretado por Tom Ellis) se ha escapado del infierno porque su trabajo allí comenzó a aburrirle y fue en busca de nuevas experiencias.

Decide aterrizar en Los Ángeles acompañado de su fiel protectora Maze (Lesley-Ann Brandt) para emprender una nueva vida como el dueño de un lujoso club de copas llamado Lux.

Antes de lo esperado, un terrible acontecimiento tiene lugar fuera de su club, una joven cantante que solía acudir a Morningstar en busca de consejo es asesinada en un tiroteo en el que el propio Lucifer recibe un par de disparos sin causarle ningún tipo de daño. Es en este momento cuando el diablo toma conciencia y se despierta un extraño sentimiento en él que nunca antes había tenido. Siente que debe castigar a los responsables de dicho suceso y para ello comienza a colaborar con la Agente que se ocupa del caso, Chloe Decker (Lauren German).

Lo cierto es que aunque Chloe recibe a Lucifer con muy poco entusiasmo, hacen una pareja bastante eficaz. Ella es muy intuitiva a la hora de buscar claves en los casos, y él, a pesar de ser un bromista al que cuesta tomar en serio, tiene ciertos “dones” tales como una gran persuasión a la hora de sonsacar información a los sospechosos, que hacen la tarea de la policía mucho más fácil. Antes de que Decker pueda ser consciente, Lucifer se introduce en su vida y en su trabajo sin que ella pueda hacer nada por evitarlo, ya que éste siente una fuerte curiosidad al ver que Chloe es la única mujer capaz de resistirse a sus encantos.

Los problemas para Morningstar llegan pronto. Una noche recibe la visita del ángel Amenadiel (D.B. Woodside) que es enviado en nombre de Dios para hacerle saber a Luci que se requiere de su labor en el infierno. Lucifer se muestra reticente, lo último que quiere ahora que las cosas se ponen interesantes en L.A. es volver de nuevo allí. Todo esto genera mucha frustración en Maze, que ve como su amigo está cada vez más cambiado y muestra sentimientos muy humanos que no deberían estar ahí.

Lo cierto es que aunque Maze y Amenadiel se vean frustrados ante la resistencia que muestra Lucifer a la hora de volver a gobernar el infierno, Morningstar sigue manteniendo gran parte de su maldad y su carácter, que no duda en demostrar cuando algún malhechor se le pone rebelde. En algunos momentos de la serie podemos ver “físicamente” que detrás de esa apariencia de ligón, mujeriego e irresistible hombre, se esconde ciertamente EL DIABLO.

Aún así, hay un momento en la serie en el que Lucifer comienza a sentirse “extraño”, él mismo se da cuenta de que quizás no esté actuando todo el tiempo de la manera que debe, y la resistencia que muestra Chloe a sus encantos le pone algo nervioso. Por esto, decide comenzar a ir a terapia con la Dra. Linda (Rachael Harris), ella le ayuda a encontrarse a sí mismo y a obtener algunas respuestas acerca de la mentalidad de Chloe. La verdad es que desarrollan una relación terapeuta/paciente del todo interesante y divertida.

Cuando creímos que la serie había alcanzado un punto intermedio de acción, descubrimos cosas interesantes. Al principio la Agente Decker se mostraba completamente agnóstica acerca de la verdadera identidad de Lucifer, pero parece que últimamente está cada vez más concienciada respecto a esto. Ha podido comprobar el miedo que Morningstar infunde en los criminales, o sus poderes a la hora de afectar a las mentes de los demás. Todas sus sospechas acerca de él cambian radicalmente cuando aparecen en juego las alas que Lucifer solía portar.

Sin duda en ese momento las cosas se pusieron serias para Chloe, y también para nosotros, que no esperábamos en absoluto ese radical giro de los acontecimientos. Veremos cómo transcurre la historia, pero desde luego todo parece indicar que tendremos un final de temporada muy interesante.

Esta serie tiene algo desde el principio que te engancha y ya no la puedes soltar, puede que se trate de la personalidad completamente atrapante de Lucifer Morningstar que es llevado de una manera magistral por parte de Tom Ellis, o que el ritmo de ésta no decae en ningún momento. En cada episodio nos llevamos alguna sorpresa y eso es realmente lo más destacable, que para ser una serie la calidad no decae en ningún momento. Incluso los efectos que se usan para dejar claro de tanto en tanto de quién se trata Lucifer, nos deja completamente fascinados.

Esperemos que FOX renueve a Lucifer para una nueva temporada, porque desde luego esta serie nos tiene totalmente enganchados y ¡tenemos ganas de mucho más!

Mientras tanto, continuaremos viendo las aventuras de Morningstar en L.A. cada lunes. Para echar un vistazo a más noticias, imágenes y vídeos de Lucifer haz click aquí.

¡Síguenos en Facebook y en Twitter!