Assassin’s Creed se estrena hoy en España y gracias a 20th Century Fox España he tenido la oportunidad de ver la película hace unos días, a continuación os dejo mi reseña.

SPOILERS

Tal vez sea rara la ocasión en la que una interpretación de Michael Fassbender no nos guste, aunque bajo mi punto de vista, Assassin’s Creed podría haber sido mucho mejor…

Puede que sea por la trama, que parecía no terminar de encajar tras más de dos horas de duración, ya fuese porque no terminaba de completarse, con saltos en el desarrollo de lo que sucedía que podrían haber sido más entretenidos con un poco más de historia tras ello, más detalles y un diálogo un poco más profundo, quizás por ese español no español, o porque el efecto “videojuego” te dejaba a las puertas de querer disfrutarla más de lo que en verdad la estabas disfrutando…

No os confundáis, es entretenida y merece la pena verla, hubo momentos en los cuales me daban ganas de poder tener el mando de la XBOX conmigo y poder decirle a Callum qué movimientos hacer, ya que los posicionamientos, los movimientos, el ambiente en general sí ha estado bien adaptado. Sin embargo, durante toda la película tenía la sensación de que faltaba algo.

La Manzana del Edén debe ser protegida a toda costa, lo que lleva a la madre de un joven Callum a morir a manos de su padre. Durante años, Callum ignora su verdadero pasado, sus orígenes. Vive una vida cargada de delincuencia, lo que le lleva a ser condenado a morir. 

Es traído de vuelta a la vida por la Doctora Sophia Rikkin (Marion Cotillard) en la Fundación Abstergo, quienes están desarrollando el Animus, una máquina que a través del ADN puede recuperar las memorias de los antepasados de la persona. Han recuperado a varios Asesinos, siendo Callum el que más les puede ayudar a encontrar la Manzana ya que fue, supuestamente, el último que la vio.

Durante lo que sería el segundo acto de la película, con el primero siendo la introducción de los personajes y la trama, con los Templarios teniendo a Callum de su lado ya que le convencen de que lo que hacen es algo bueno, y la Manzana contiene la clave para el libre albedrío, nos entretenemos viendo como Callum revive los recuerdos de Aguilar, quien junto a Maria (Ariane Labed), están en España bajo órdenes de la Hermandad de los Assassins Creed para proteger al príncipe Ahmed, quien ha sido secuestrado por los Templarios en un intento de hacer que su padre les entregue la Manzana.

Mientras la historia del pasado va avanzando, en el presente podemos apreciar cómo Callum va aceptando quién es, sus habilidades y comienza a cuestionarse de si está haciendo lo correcto, o si quizá debería ser quien estaba destinado a ser: un Asesino.

Si cuento más sobre la trama, seguramente os haga bastantes spoilers, así que mejor paso a hablaros de otros personajes un poco más a fondo para terminar de saber quién es quién.

Jeremy Irons y Marion Cotillard tenían una conexión muy buena como padre e hija, y no cabe duda de que Sophia Rikkin podría haber dado mucho más juego pero tras ver el final, ¿podría ser que tengamos más entregas del videojuego, con ella como villana?

Ariane Labed ha hecho justicia a su personaje, una luchadora fiel a la causa y leal a su compañero. Entre los Asesinos del presente, Moussa (Michael Kenneth Williams) es el personaje que más te transmite. 

Destacaría las interpretaciones de los actores en general, y como gran pega, el español. Vamos a ver, digo yo que si Beyoncé es capaz de aprender español solo para cantar una canción y dejarte flipando con su gran acento, ¿por qué no unos actores que van a estar meses rodando una película? Tal vez soy una perfeccionista de los idiomas, pero podrían haberlo hecho mucho más creíble.

Dirigida por Justin Kurzel, la película nos generó tal expectativa durante tanto tiempo que tal vez haya sido eso lo que nos ha dejado a la gran mayoría con ganas de más.

No te pierdas las noticias que hemos ido subiendo de Assassin’s Creed haciendo clic aquí, a continuación dejo algunas imágenes promocionales.

¡Síguenos en Facebook y en Twitter! 

Haz clic para ampliarlas.

Imágenes cortesía de 20th Century Fox.